miércoles, enero 02, 2008

La enfermedad



Vomito a menudo miles de ideas para que alguien se atreva a corregirlas
Porque el hombre cae cuando espera la respuesta más allá de sus fronteras
Y la libertad apareció majestuosa y silente a penas di los primeros pasos
para coronarme hija
A la que todos miran para defender sus edificaciones
Y nada reclamo, porque no ha existido la pulsación
El cordón luminoso con algún otro
Ni la mano que quisiera tomar
Para dejar las veredas que me llaman cada día
Donde he tropezado tantas veces que mi cuerpo se acostumbró al abismo
Y mis pasos a vagabundear en medio de búfalos furiosos
Feroces animales que no advierten mi presencia
De música con alas, de velas
De soledad cercada por miles de voces que llaman a mi puerta
Para encontrar en el sitio que me duele, algo de paz.

Perséfone

Twinemen In my head

4 comentarios:

Almaverde dijo...

Completamente de acuerdo
Con texto goldy.
Es excelente este video lo
estuvimos viendo por ahí con el
viejo fariña...

soloseloquenoquiero dijo...

Que bien que te sientas reflejado o me veas reflejada!!!! Un abrazo hermano te amo y lo sabes y bueno ya escucharemos y veremos más videos juntos!!!!

el tallarinista-cervecerista dijo...

hola,
tiempo sin pasar por aca.el trabajo y la intensa vida sucial tiene la agenda ocpada.
yo tambien vomito ideas..ahora tantas que a alguien se le ocurrio pagarme pro eso.increible !
saludos y feliz caño nuevo.

soloseloquenoquiero dijo...

Marcelo cervexitas y tallarines!!! como estás? que bien que por fin alguien pague por tus vomitos, nada de increíble lo haces bien y lo sabes!
Un abrazo de año nuevo y cuidese!