lunes, abril 14, 2008

Santiago



Monte mis botas que de tan viejas lanzan un grito de estilo donde van, me puse el abrigo color rubí y pinte mis pestañas para que lastimaran suavemente a quien osara acercarse más de la cuenta. Salí a caminar por Santiago otoñal, el viejo Santiago de paredes gastadas y oscuras, grises de polución desvergonzada, recorrí las vueltas que di, como un hábito de recompensa con mi historia.

Me sentí libre como antes, cuando de escolar solitaria recorrí cada costado, cada boliche y restaurante, cada tienda y esquina, cada café con historia y museo abandonado en los 80’. Me sentí libre porque descubrí -así de golpe- que siempre lo he sido, que cuando apretaron más de la cuenta mis palabras y mi gesto, corrí lejos hasta mojarme en la lluvia y dejar que todo se perdiera atrás.

Abracé a modo de olvido, cada ser que estuvo en mi vida y perdí en los trenes que nos separan de las muertes, porque guardo muertos que yacen vivos y no lo saben…

Cansada de tanto buscarme, me hallé al atardecer jugando como de cinco pequeños años, con mi padre de la mano, con tanta inocencia y futuro como vacío siento hoy… y me amé locamente, y me di abrazos y besos hasta tragarme, y sentí -que no he perdido ni un ápice de mi- que sólo se alargaron mis brazos y piernas y un poco, lo que sé…

4 comentarios:

EDITH dijo...

CAMINAR POR LA CIUDAD EN OTOÑO..SIEMPRE NOS TRAE MELANCOLIA.. MIRAR NUESTROS VIEJOS EDIFICIOS, EDIFICACIONES INTERNAS Y EXTERNAS... MAS ..MELANCOLIA??.. PORQUE??..SI HAY MUCHA VIDA POR DELANTE.. HAY MUCHOS INSTANTES POR VIVIR.. MUCHAS ALEGRIAS Y MUCHOS CRECIMIENTOS..
SIN DUDA, NUESTROS MUERTOS NO EXISTEN , YA QUE NOS ACOMPAÑAN , ACADA PASO DEL CORAZON.. LATIENDONOS DESDE DENTRO..
UN BESO MIS CLAU..
ESPERO ESTA SEMANA SI QUE SI.. VERNOS.. LOS EXTRAÑO MUCHO ..ATODOS..

soloseloquenoquiero dijo...

Edita cómo està mi niña? y si, es tiempo de caminatas, para mi son muy muy necesarias.
Un abrazo.

Huayat . dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Huayat . dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.