domingo, marzo 15, 2009

Pon el seguro, la llave y solo abre cuando mires por el ojo mágico


Esperó a que su mueca se confiara lo suficiente, tanto como para que creyera que todo estaba a su favor. Pero la diplomacia es un acto que llevaba en las venas y nada que punzara su paciencia hasta el hartazgo la haría estallar en su presencia. Unas copas de vino, unos cigarrillos y música para acompañar, la velada parecía perfecta, salvo por la tensión, lo único irrefrenable es la energía, y ya sabía la colorina de esas cosas, como oirlas, olerlas y sentirlas... La puerta acababa cerrandola siempre por dentro.
Estaba observando como la luna se colaba por el balcón, hasta dejarlo inundado de una fría luz, el viento de los últimos días del verano hacian lo suyo elevando el humo del cigarro varios pisos. Estaba dejando que su razón modelara la acción futura, un arte que consiguió dominar a temprana edad. Se lo repetía mil veces, todo se acabo, ya no estas más, no volverás a tener el placer de tenerme para dañar a mi costa y convertir mis gustos e ideas en una factory personal.
Susurro su propio nombre tres veces, una manera extraña que encontró para plantar los dos pies en la tierra o como dicen "Llamarse a terreno". Miro su cara en el espejo, respiro profundo, esbozo la sonrisa que de niña permanecía intacta y encontró tras ese velo engañoso, lo que buscaba. Salió del baño más alta y luminosa, recobrando los pasos, y con la fuerza suficiente como para dar la vuelta a la llave... O mejor dicho "Dejar que los otros crezcan más y mejor lejos y ella a su vez".



Perséfone

4 comentarios:

angelilith dijo...

Uffff...siempre me pasa lo mismo,...cada vez que leo tus escritos...me parece estar ahí...esa facilidad con la que describes cada uno de los detalles ... sobre todo los que tienen que ver con las emociones...que bueno que estes devuelta a lo tuyo...creo que hay muchas personas te echan de menos y me incluyo..un abrazo y muchos cariños a ti y a Sofía.

morris dijo...

mmmm soy dislexico, le echa llave por fuera o por dentro?
si yo quiero dejar ir algo, le echo llave por fuera, me doy media vuelta,boto la llave y esa puerta no la abro nunca más
saludos

soloseloquenoquiero dijo...

Mil gracias pame, es necesario retraerse cuando no hay nada que decir, en realidad no tenía nada que decir, por que lo que esaba viendo y sintiendo no me lo permitían... Un abrazote para los tres.

Adorable Morris, en realidad cerrarla por dentro o por fuera, da igual, depende de lo que quieras resguardar... El hecho es que algo no estará más haciendo ruido!
Un abrazote

soloseloquenoquiero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.